top of page
Buscar
  • Sociis

¿Cada vez habrá más disputas fiscales?



En un entorno cambiante profundamente afectado por la transformación de los negocios y la política, las organizaciones globales se enfrentan al desafío de los crecientes litigios fiscales que seguirán aumentando en 2022 y posiblemente más allá, añadiendo más tensión a las ya debilitadas finanzas de las empresas como resultado del COVID-19. Esto, de acuerdo con el último informe de Baker McKenzie, "Risk Reshaped: Tax Disputes Outlook 2022-2025".


El estudio encuestó a 1,200 líderes fiscales en 10 jurisdicciones (Australia, China, Francia, Alemania, Italia, Japón, México, los Países Bajos, el Reino Unido y los Estados Unidos) en seis sectores. De los cuales, el 62% dijo que ser golpeado con grandes ajustes fiscales sería perjudicial para el rendimiento financiero de su organización, que ya ha sufrido como resultado de la pandemia de COVID-19.


Colectivamente, estas organizaciones tenían hasta 269 mil millones de dólares en capital sujeto a litigios fiscales en 2021. Basándose en las conclusiones del informe de la Firma de 2018, "The Shape of Water: Tax Disputes in the Age of intangible Value", esto representa un aumento al triple de 75,300 millones de dólares.


En ese sentido, el estudio recalcó que el volumen y el valor de los litigios fiscales siguen una trayectoria ascendente. Más de la mitad (58%) de los encuestados dijo que el volumen de los litigios fiscales aumentó en el último año, y el 76% dijo lo mismo sobre su valor.


Asimismo 68% de los responsables fiscales prevén que el volumen de litigios en esa materia siga en aumento los próximos 12 meses, y el 75% espera lo mismo para la suma total.

Por otro lado, la firma indicó que la doble tributación será un reto clave para los contribuyentes, ya que las autoridades tratarán de asegurar los ingresos para su propia jurisdicción.


“Más adelante, veremos el panorama completo de cómo estas normas globales han sido interpretadas y aplicadas localmente por las autoridades fiscales y los jueces, lo que seguramente revelará incoherencias”, aseveró la directora del grupo de Precios de Transferencia de Baker McKenzie para las regiones de Europa, Oriente Medio y África (EMEA), Caroline Silberztein.


Innovación y políticas, grandes impulsores de los litigios fiscales

La pandemia por COVID-19 vio cómo la digitalización avanzaba años en cuestión de meses, y cómo el cambio transformacional de los negocios y modelo de operaciones está afectando la exposición fiscal de las organizaciones.

Según el 67% de los líderes fiscales, el cambio transformacional del modelo de negocio y operativo afectará a la exposición fiscal de su organización, dando lugar a la complejidad de los precios de transferencia, a los pasivos fiscales indirectos y al riesgo asociado a las controversias fiscales heredadas a través de las fusiones y adquisiciones.


De hecho, más de la mitad (56%) de los líderes fiscales informaron que han adquirido riesgo fiscal a través de objetivos, y el 58% dijo que la controversia fiscal heredada a través de fusiones y adquisiciones representa un área de riesgo importante para sus organizaciones.


Cerca de la mitad (47%) de los líderes fiscales esperan que los litigios fiscales se centren en la digitalización en los próximos 12 meses, y el 42% dijo lo mismo sobre el cambio comercial

“En general, la digitalización y la transformación empresarial tienen como objetivo crear valor para las organizaciones, y el valor y la generación de valor son nociones clave para la aplicación de los impuestos. Sin un consenso claro entre los países sobre cómo definirlos, está claro que la digitalización y la transformación empresarial crean un entorno incierto para los líderes fiscales mundiales”, concluyó Baker McKenzie.


Paralelamente, las organizaciones viven tiempos de profundos cambios en el panorama de la política fiscal internacional, con nuevas normas, aún por aplicar a nivel local, propuestas por la OCDE , así como por la UE, incluyendo DEBRA, DAC 7 y ATAD 3, entre otras.


Una evidente falta de claridad y de interpretación común de las normas y nociones por parte de las autoridades fiscales mundiales y locales conducirá sin duda a un aumento de los litigios fiscales. Además, al hacer los reguladores una distinción entre las empresas en función de su capacidad contributiva, las propuestas de la OCDE aumentan la carga de cumplimiento para los grandes contribuyentes y crean un reto para estas organizaciones en torno a cómo medir, gestionar y planificar su crecimiento.


En general, esta investigación muestra que la digitalización y el cambio comercial se consideran los principales impulsores del futuro de los litigios fiscales en Australia, China, Francia, Alemania, Italia, el Reino Unido y los Países Bajos y en todas las industrias, mientras que los nuevos cambios en la política fiscal internacional y el escrutinio de los accionistas encabezan la lista en los Estados Unidos.


"A medida que el riesgo fiscal se reconfigura por un entorno empresarial cambiante, las presiones presupuestarias fiscales y una aplicación más agresiva, los clientes de todas las jurisdicciones y sectores están cada vez más preocupados por el aumento de los litigios fiscales transfronterizas de alto valor y por saber si los enfoques heredados para gestionar esas disputas siguen funcionando", dijo el presidente del Grupo de Resolución de Litigios Fiscales Globales, Jorge Narváez-Hasfura.


Con información de IDCONLINE

https://idconline.mx/fiscal-contable/2022/04/05/cada-vez-habra-mas-disputas-fiscales

5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page